jueves, 25 de marzo de 2010

Retando a un Zeta y a La Familia


Año Nuevo 2001-2002. Los Angeles. Cerca de Sunset Blvd. 10:00 PM. Casa que renta Simon, un amigo al que le perdí la pista. Gringo bien parecido. Me acompañan mi hermano Alex y mi amigo Ariel, además de Vivi.

Los festejos del nuevo año, al menos en esta ciudad, exigen ir al límite. Por ende, ya no basta con ponerme una jarra de proporciones bíblicas. Volteo a ver a mi hermano, indefenso espécimen de escasos 12 años muy quietecito, muy paradito en la cocina y "muy propicio" para convertirse en el jarrón en el que descanse el 75% del alcohol que consumamos esta noche. Pues bien, pongámoslo a navegar en la siguiente combinación líquida: champagne-tequila-jugo de cereza.

15 minutos después, mi hermano pide auxilio. Da tumbos y pretende vomitar en la sala de Simon. "Luis, estoy mareado, creo que no me siento bien, estoy mareado, muy mareado, mareado". Pequeñuelo desconsiderado. ¿Cree que lo voy a dejar ponerme en ridículo en casa ajena? Claro que no. "Alex, ándale, salte, ¡échala en el jardín, aquí de ninguna manera!. Sorry Simon, my little brudaaa...". Le meto tres empujones, sale vertiginoso tapándose la boca hasta que en el pasto deja salir una cascada rojiza tan potente como Niágara. No hay más. Mi hermano no alcanzó a llegar al 2002. Existe porque respira, respira porque es espontáneo el impulso, pero él... ya se comió sus uvas sin cáscara... y sin uvas.

Entre tres lo cargamos, lo trepamos al carro y lo llevamos al hotel en el que nos estamos quedando. Mi amiga Vivi es maternal: "Creo que debemos quedarnos con él". Y mi lado más perverso replica: "De ninguna manera Vivi, no way Simon, ni madres Ariel. Mañana despertará como nuevo. Está tan chavo que no ha gastado la primera de sus 78 vidas". Así, Alex queda acostadito con la boca echando ronquidos (y bombitas rojas) y la mejilla descompuesta, arrugada por la cama. No hay necesidad de meterlo en las sábanas. Está tapado ya, incluso en la laringe. 11:45 PM. ¡Es tardísimo!. Vámonos... que el 2002 llega a California.

Año Nuevo 2001-2002. Los Angeles. Cerca de Hollywood Hills. 00:00 AM. Bar que ha elegido Simon. Ya no me acompaña mi hermano Alex, pero sí mi amigo Ariel y la maternal Vivi.

Happy fuckin' new year!!!!!!!!! Levantamos copas y nos abrazamos con euforia. No me percato de que el vodka que nos han servido tiene un tinaco de alcohol y unas cuantas gotitas de orange juice. Es Año Nuevo y yo ni cuenta. Ariel, en cambio, sí percibe el intento de asesinato desde el primer sorbo y, muy amigable, me regala su chupe. Así pues, dos misiles entran por mi laringe.

Y la vida las pone... y la vida las cobra. Y yo, lo que le hice a mi hermanito (el bello durmiente que ronca entre burbujas rojas en una habitación del Ramada), lo pago esta misma noche.

Año Nuevo 2001-2002. Los Angeles. Cerca de Hollywood Hills. 01:00 AM. Bar que ha elegido Simon. Ya no nos acompaña mi hermano Alex, pero sí mi amigo Ariel y la maternal Vivi. Yo tampoco estoy. Sólo aparezco recargado en el banquito del lugar, con la cabeza ladeada y mirando fijamente el cráneo de búfalo que separa la tercera de la cuarta ventana del bar. El vaso (vacío) está en mi mano, goteando como bebedero de balneario. Soy un junkie.

Al salir del festejo, Ariel toma el volante y lleva a Simon y a Vivi para que éstos rindan tributo al mundo horizontal. Él podrá contar lo que hice durante el resto del trayecto, pero lo que es un hecho es que 15 minutos después, se las ha arreglado para entrar conmigo a la habitación de hotel. Así, yo quedo acostadito con la boca echando ronquidos (y bombitas plateadas) y la mejilla descompuesta, arrugada por la cama. No hay necesidad de meterme en las sábanas. Estoy tapado ya, incluso en la laringe. Mi hermano Alex no se ha movido.

Por los hechos aquí expuestos jamás sentí cruda. El arrepentimiento no es un territorio que visite a menudo. Pero sé que al dejarlo por escrito, me he sentenciado en este preciso momento ante el Dueño de la fábrica (o sea mi padre, el morenito de lentes) a no recibir nunca más un estímulo o a gorronear un frugal desayuno en Crepes N' Waffles de Perisur. Seguro me suspenderá mi Visa para Cuernavaca y me extirpará de su Facebook.

Ante mi padre, problema menor habría sido que yo me hiciera cajero de HSBC; menor habría sido que fuera yo el líder de la porra del Poli; menor habría sido chocar su carro mil y una veces. Pero no. He atentado contra su retoño más amado con un cinismo y una crudeza inenarrables (bueno, ni tanto porque bien que narré esto) y ello es imperdonable. Que caiga sobre mí el enojo y las olas furiosas del Poseidón de Banamex. ¡Ohhh, sí!

Pozzzdata: Ahora que lo pienso, no sé si al exponer a mi hermano a tal tortura etílica en 2002, provoqué que su lengua quedaze entumida para ziempre y que, en conzecuencia, hoy zea el renombrado y elegantízimo Prezidente de la Azoziazión de Zipizapozzz.

No lo zzzzé, pero bueno...

22 comentarios:

  1. Avízzzanos cuando zzzeazzz dezzheredado. jijiji

    ResponderEliminar
  2. Visa a Cuernavaca, jejejeje. Ese fue el home run del post.
    Inphi, ante el ataque directo a ambos "cárteles" de todo corazón espero que tu padre siga siendo tu padre.

    Y el Ramada es cool!

    ResponderEliminar
  3. San Pascualito Rey10:10 a. m., marzo 25, 2010

    Señoras y señores, Caín y Abel en versión chilanga. Let's get it on!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Muy mal, permitiendo que mi cuñis se emborrachara a esa edad!!! con razón ahora odia el alcohol!!
    No quiero ni saber qué pasará cuando el Dueño de la fábrica lea esto!!! ups!!!

    ResponderEliminar
  5. Como pudiste hacerme eso a miiiiii?
    Es impresionante como te atreviste a atentar contra la luciernaga, la joya de la familia, el tesoro perdido que llego 10 años despues para completar la leyenda, la diva!

    Jmmmmmm!
    Pero karma es karma, y lo se porque quien hoy conserva sus 68 kilos desde hace 10 años, soy yo! jajajajajajajajajajajaja

    Never mess with a DIVA!

    Espero que hayas aprendido la leccion, Jmmmmm, ahora tomare mi chamarra y la sacudire y me ire, jmmmmmm!



    tqmmmmmmmmm!

    ResponderEliminar
  6. Por cierto si Vivi y Ariel leen aqui un saludooo, ayy Simon tambien, aunque cometio el gran error de dejar ir a Vivi, el se lo pierde! jmmmmmmmmm!

    Vivi gracias por si cuidarme esa noche no como otros aqui presentes que me hicieron perder el glamour, y repito: JMMMMM!

    ResponderEliminar
  7. UY, PIEZA SENSIBLE. SE ME HACE QUE SÍ TE DESHEREDAN, AMIGO

    LALO

    ResponderEliminar
  8. Me late, me late... que está pasará al libro familiar. Ese que todos tenemos y sacamos cuando queremos reirnos. Y adelantándome al Dueño de la fábrica ¡imprudente! ¿cómo se te ocurrió dejar a un chamaquito solo en esas condiciones? Vivi tenía razón y había que quedarse con él. (Aquí habría que incluir el show que mi hija, la menor, preparó después de observar a muchas madres).

    ResponderEliminar
  9. El uso de las "zetas"... grandísimo

    ResponderEliminar
  10. espero verte proximamente, y no a la orilla de un rio a causa de un "accidente".
    Muy buen relato, bastante manchado..
    Saludos
    Edgar LS

    ResponderEliminar
  11. no bueeeeeeeeno!
    no conforme con emborrachar a un pobre infante, te atreviste a dejarlo solo con su soledad? sólo con su sufrimiento?
    segura estoy que el dueño de la fábrica, sabe...que esta no es la primera ni la última de las trastadas que hiciste de chavito, y de las cuáles él nunca se enteró...así que si sobrevivieron a todas ellas y llegaron vivitos y coleando hasta el día de hoy...no hay por qué ponerse punks, no te va a desheredar....ESO SÍ, olvídate de manejar el itinerario del viaje a londres a tu antojo! ja!

    ResponderEliminar
  12. Como dice Ale, Luis, Karma es Karma, no te andes autoboicoteando, El Dueño de la Fábrica tiene un día muy atariado pero, su furia puede ser ....... Auch.
    La verdad pobre Ale, en ese estado peligras...
    Sólo una pregunta, No que un pan de Dios??????

    ResponderEliminar
  13. zas amigo!!!! tus días de playboy acabaron???

    ResponderEliminar
  14. Los hermanos mayores nacieron para fregarnos, eso es entendible, pero que hayas dejado a tu porbre hermano en esas condiciones, no, no, no. Malo eres, malo, malo, malo. Malo eres.

    ResponderEliminar
  15. Amé el "Sorry Simon, my little brudaaa", imagine tu acento y cómo te trababas al decirlo, jajaja. Buena fiesta y quemón.

    ResponderEliminar
  16. Y por qué nadie ve que es mejor que se emborrachara con su hermano y no con perfecto desconocido? que lo haya dejado en cama y no en la calle? Naaaa...todos tienen que ver el lado negativo...yo te apoyo Inphi!!

    ResponderEliminar
  17. Me rio, recuerdo, me rio, recuerdo y me vuelvo a reir pero me veo obligado a corregir.
    NO es cierto que a las 11:45 estuvieramos en el hotel y que a las 00:00 estuvieramos en el bar! Nos dieron las 00:00 en Hollywood Hills porque intentabamos (sin exito) pasar el año nuevo en las letras de Hollywood (yep) y mientras yo estaba más perdido que AMLO en esas colinas (Vivi y Simon con nosotros) Luís tenía intermitencias conscientes o sea, despertaba cada 15 minutos durante 15 segundos, grtaba como Axl Rose, le subia al radio y se volvía a morir. Estuvimos así perdidos dos horas y a las 2:30 de la madrugada encontré Sunset Boulevard, atravesé (en coche) a las prostitutas que vieron "venir" el año nuevo, le di ride a Vivi y Simon y yo solito, baje al señorito Phidelio del auto, en calidad de cemento tolteca, para arrastrarlo a la cama y acomodarlo junto al otro costal. Cuando intentaba dormir, supe que Phidelio roncaba porque vi pasar por encima las cortinas que se tragaba y expulsaba como si fuera globo de payaso de Helen's y maldije el momento en el que por ahorrar dinero acepte quedarme en el Ramada (yo ya tenía reservación en el Hilton pero me solidaricé) y encima en el mismo cuarto.
    Como no puedo vivir entre mentiras, he dicho.
    Abrazo Phidelio. Tu padre aprecia más tu talento que lo que detesta tu inhumanidad.

    ResponderEliminar
  18. EL DUEÑO DE LA FABRICA8:38 p. m., marzo 26, 2010

    AQUI VAMOS.....SI A ECHEVERRIA TUVIERON QUE ESPERAR 30 AÑOS PARA ABRIR EXPEDIENTES DEL 68, ESTE ES UN CRIMEN MAYOR Y DE LESA HUMANIDAD. TUVE QUE ESPERAR UNA NOCHE PARA DIGERIR ESTA BRUTAL AGRESIONM CONTRA UN SEMILLA SELECTA DE ESTA ESPECIE. YA LO HE DIGERIDO, ME ENCUENTRO AHORA CON EL NOTARIO EN REVISION INTEGRAL DE MI VOLUNTAD TESTAMENTARIA.......PARA LUIS HE ASEGURADO, COMO MUESTRA DE QUE NO HAY ENOJO, MIS TRAJES CONTI, MIS CORBATAS SEARS/SANBORNOS, MIS PANTALONES Y CAMISAS DOCKER ( TIPO ALAN HARPER)...AUN MAS, NO SOY MESQUINO, MI COLECCION DE MUSICA: BANDA EL RECODO, INTOCABLE ( DE LA CUAL HE DESPOSEIDO A LORE), LUPILLO RIVERA Y MUSICA TRANSFRONTERIZA, THE TIGER OF DE NORTH. ESTA ES LA PARTE ESPIRITUAL...PERO NO PUEDO DESCUIDARLO EN LO MATERIAL: MI CUENTA DE AHORROS ESCOLAR, LA MEMBRESIA AL CENTRO DEPORTIVO NADER, MI PRECIADA COMPUTADORA COMODORE 128, CON MEMORIA AMPLIADA A 256 K, Y FINALMENTE, MI CUENTA EN BONOS DEL AHORRO NACIONAL, CON VALOR DE 10,000 PESOS QUE COBRABLES A SU VENCIMIENTO DE 30 AÑOS, TENDRAN UN VALOR COBRABLE DE: ?????????? NO QUIERO EXPONERLO. BUENO, POR EL LADO DE ALEX, CONTINUAREMOS CON SU REHABILITACION DE TAN IMPACTANTE SUCESO: DESINTOXICACION ETILICA EN BARCELONA, RESTAURACION EMOCIONAL EN LONDRES, TERAPIA DE REHABILITACION FISICA EN BUENOS AIRES, ARGENTINA. LOS AMO

    ResponderEliminar
  19. jajajaja, el dueño de la fabrica es mi ídolo!

    ResponderEliminar
  20. Ariel, te ganaste mi respeto y admiración jajajaja excelente crítica y reseña!!!!!!! como siempre digo, de cada historia hay dos versiones ... o más jajaj

    Y bueno, qué decir del comentario del Dueño de la fábrica, mucho mejor que el post en sí, no puedo parar de reír... pero creo que se excedió por mucho con la herencia y se pasó de dadivoso, mire que dejarle a este niño inconsciente su colección de música finísima, no tiene precio. Sobre la rehabilitación de Ale, estoy completamente de acuerdo, más que necesaria; además, merece eso y mushooooo más jmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  21. ¿Y mi little brudaaa Apá?, por manchado terminaste peor, MIJO

    ResponderEliminar