miércoles, 14 de abril de 2010

El resultado de un comentario blofero...


Hay cosas que simplemente no soporto: las mentiras, la hipocresía y la gente excesivamente blofera. Claro, todos en algún momento o situación hemos blofeado, y quien diga que no, está mintiendo, pero para todo hay límites.

A lo largo de mi corta vida me he topado con muchos bloferos en mi camino, creo que al primero que conocí fue a Miguelito, mi ex compañero de primaria, quien adoraba hacer alarde de su belleza e inteligencia. En ese entonces, lejos de ofenderme, me apantallaba.

Cuando estaba en prepa apareció el segundo blofero, Shanti, a quien toda la escuela, excepto yo, lo conocía justo por eso, por hocicón. Antes de descubrir su peculiar característica al actuar y hablar, nos hicimos amigos. Shanti era el típico niño carita que gusta de visitar buenos lugares a costa de otros.

Mi prima y su novio habían venido de vacaciones a la Ciudad y mi mamá me sugirió llevarlos a un antro. El plan incluía a mi prima, a su novio, a dos amigas mías, a un amigo y a mí, ningún Shanti había sido contemplado, pero eso no le preocupaba, para eso, él se pintaba solito. "Claro, vamos al antro xx (no recuerdo el nombre), está increíble". Obviamente, todos imaginamos que al incluirse al plan era porque tenía con qué ir.

Bailamos, bebimos (Shanti pidió la botella más cara), reímos y decidimos retirarnos tras ser testigos del súper atasque entre dos amigos. Llegó el momento de pedir la cuenta y fue cuando Shanti nos sorprendió. Primero intentó hacerse el ahogado y desapareció por unos minutos, cuando pensó que la cuenta había sido liquidada regresó y se encontró con que seguíamos esperándolo; en ese momento no tuvo más remedio que aplicar el: "Olvidé la cartera, préstame Jorge, luego te lo paso ¿no?".
Obviamente, después de ese incidente no volvimos a hacer planes con el modelito vividor.

Después conocí al master de masters. No sólo una persona, era una familia entera de bloferos, de esos que piensan que por manejar un auto de lujo o vestir ropa de marca los hace superiores a cualquiera, pero deberían de escucharlos hablar, de verdad, daban pena ajena. Conviví tanto tiempo con esa familia, que llegó el punto en que lejos de molestarme, sus actos bloferos me daban risa ... o lástima.

Me había topado con muchos, peroooo, hasta ese momento nunca había sido víctima directa de un acto blofero, es decir, no me habían utilizado como parte de la oración para blofear. Fue hasta hace algunos meses cuando mi querido novio (aún sin serlo) comenzó a decir que yoooo le había invitado unas chelas y casi casi le había rogado para que fuera conmigo a una comida. Eso sí no me dio risa cuando me enteré.

Hoy recordamos ese momento, y mi querido Nano dijo algo muy cierto: no importa qué dijo, no importa si blofeó, tampoco importa quién blofeo acerca de quién quería con quién, quién dio el primer paso o quién aceptó, lo importante es que hoy estamos juntos y soy súper feliz a su lado. Blofero o no, hoy me quedo, sin dudarlo, con mi querido Inphi.

7 comentarios:

  1. Muy padre. Felicidades a los dos bloferos. Y sí... en este caso de las chelas, también hay pruebas =)

    ResponderEliminar
  2. Bueno, y hubo chelas y comida? Nos dejas a la mitad!

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, cómo???? Janeeeeeeeeeeeeeee, necesitamos más datos de tu parte de la historia!!! por lo menos pa´comparar :P
    porque por aquí ha circulado la versión masculina de la historia y sí, la conclusión: cancelaste una boda por irte a una comida con el susodiccho, meaning: tú querías con él :P

    asumo que mañana, Inphi, herido en el orgullo (que es grande) contará su parte de la historia.

    Mañana se decidirá pues, cuál de los 2 blofeó más (que conste y recalco, que dije cuál de los 2 blofeó MÁS, por que me queda claro que los 2 la aplicaron :P)

    jajaja, anyways, con blof o si él, hoy están juntos y disfrutando de la vida :D

    ResponderEliminar
  4. Que ojo espía presente esas pruebas.... venganos tu reino....

    ResponderEliminar
  5. Aunque Jane fue sutil en la exposición de los hechos, pronostico al igual que Elianne que tendremos un reply mañana.
    Ni modo Tim, bien dicen en mi pueblo: el que ríe al último... no entendió el chiste.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, muy importante aportar elementos. Conozco un poco del antes, estuvo en mi casa previo a la cita y un poco del después..... ? De cualquier manera ha valido la pena!!!

    ResponderEliminar
  7. EL DUEÑO DE LA FABRICA6:38 a. m., abril 16, 2010

    ESTE ASUNTO ESTA SOSPECHOSO. SI BIEN VEO LA DEBILIDAD DE ARGUMENTOS SOLO VERBALES DE JANET, EL TRADICIONAL "VERBO" DE INPHI ME HACE DUDAR. SE SOLICITAM TESTIGOS Y LA PRUEBA DEL DETECTOR DE MENTIRAS.

    ResponderEliminar